Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

Noticias Archivos | Jorge Peña

08

Ene
2018

No Comments

In Noticias

By Jorge Peña

My Sofa: He aquí el miedo

On 08, Ene 2018 | No Comments | In Noticias | By Jorge Peña

Cuando Jorge Peña (“Libertad negra”, “Viaje de un hombre solo”), cineasta malagueño, es presa de un repentino ataque de vértigo en un globo aerostático, comienza a hilarse la narración para lo que acabará siendo su siguiente película: “Los Pájaros No Tienen Vértigo”. En un episodio de la serie “Louie” se hacía referencia a esa misma fobia; a la atracción y el pánico, por partes iguales, que produce el vacío, las ganas de abrazarlo de un salto. Lo sé, porque yo también padezco de vértigo, y la exploración que hace Peña no sólo es identificable en mi caso, sino hasta extrapolable a cualquier otro miedo, a esa aparente sin razón que converge en uno mismo.

El cineasta se olvida de todas las constricciones de los formatos, de los límites del lenguaje. Los explora para crear un idioma propio, uno que parece un collage personal. Material de archivo, imágenes conceptuales, referencias cinematográficas, entrevistas… Peña se reconstruye a través de la verdad para provocar (¿a?) la mentira. Lo que podría quedarse en otro ejercicio autobiográfico del montón, con sus escasos sesenta y seis minutos de metraje, tambalea la conciencia histórica de cada uno, mediante los vínculos que establece entre sí mismo y su alter ego (¿en qué punto el director deja de ser él mismo? ¿Cuándo el actor se vuelve el director?). Nada que envidiar a ese “Mapa” de León Siminiani, quien tanto y tan poco sabía de su otro yo. Un idílico paisaje en el que suena ecos de los suyos, de sus héroes y hasta de un Miguel Ríos, al que rara vez hemos visto tan humanizado ante la cámara.

“Los Pájaros No Tienen Vértigo” causa vértigo. Por su solvencia, su atrevimiento y por esa sencillez tan ardua de vertebrar, invitando al espectador a ese fondo maravilloso sin límites. A encontrarse con algo que desconocen. Aquellos que busquen un respiro en la experimentación y en lo íntimo, se encontrarán con una de las películas más potentes de este año. Un auténtico must-see que nadie debería perderse.

Lo mejor: La sensatez con la que Jorge Peña se descubre ante todos, detrás de la cámara.

Lo peor: No termina de atenerse a varias de las ramificaciones que propone, siendo algo dispersa por momentos.

Valoración: 9

08

Ene
2018

No Comments

In Noticias

By Jorge Peña

APTC Cine: Vértigo (De entre los miedos)

On 08, Ene 2018 | No Comments | In Noticias | By Jorge Peña

Por Dani Arrébola

Aunque su origen lo encontramos en el filósofo romano Epícteto, fue el presidente americano Franklin Delano Roosevelt quien nos refrescó aquella sentencia de “a lo único que hay que tener miedo es al miedo”. ¿Seguro? El cineasta Jorge Peña probablemente no lo tenga tan claro tal y como expone en el interesantísimo ejercicio fílmico Los Pájaros No Tienen Vértigo, un documental experimental en el que a raíz de un ataque de vértigo del mismo director en pleno globo aerostático, trata de dar respuesta a los múltiples interrogantes de nuestras fobias. Tras su paso por el Festival de Málaga, los espectadores de Madrid en los cines Matadero los días 21 y 22 de octubre y los de Barcelona gracias a los Cines Girona los días 21 y 26 de octubre, podrán disfrutar del estreno de esta pieza que a nada que se cuente con cierta sensibilidad creativa y curiosidad por el tema, nadie debería perderse.

A través de este viaje “fallido” en globo, el director tratará de averiguar durante la hora escasa de metraje, por qué motivo se desata este vértigo hasta entonces desconocido para él. El ¿problema? se acentuará en el filme por un motivo que le aporta otro enfoque a la situación: el protagonista tiene miedo de exponerse en público y es por ello que se inventa un alter ego (el actor Patrick Martino) para enmascararse en una exposición en la que no dudará de escudriñar en su carga familiar para obtener respuestas, concretamente, en Emilia y Enrique, los padres del director/creador/protagonista Jorge Peña.

La belleza y el jugo mental del filme lo encontraremos desde una mirada virgen y limpia a medida que conectemos con el particular y obsesivo mundo del protagonista. Desde ahí entenderemos que nadie está libre de ese tan temido “miedo” a la vida, ni siquiera el cantante Miguel Ríos, ídolo de la infancia de Jorge Peña y amigo personal del cineasta, quien nos explicará sus exclusivas preocupaciones en esos momentos previos a subir a un escenario (además de deleitarnos en los minutos finales del filme con una nueva y renovada versión de su éxito “Yo Solo Soy Un Hombre”). A raíz del vértigo, elemento que podemos considerar como un McGuffin bien expuesto, entenderemos que nadie está solo en este proyecto en común llamado vida y la psicología, el paso del tiempo. el pasado, presente y futuro, así como también las máscaras y roles que como personas nos vemos obligados a interpretar, se articulan con gracia y cierto misterio para la mente de un espectador que muy probablemente aprobará sin excepciones tan fructífero resultado.

Los Pájaros No Tienen Vértigo es una oportunidad que no deberían perder los habitantes de las dos grandes urbes del país y alrededores, con tal de acompañar y estrechar nuestra “mano” mental en su viaje de fobia vital a Jorge Peña, y sentir, gracias a una bien insertada e inteligente dosis de empatía, un alivio terapéutico en cuanto a esos miedos que tan peculiares y a la vez comunes nos determinan a todos desde el minuto cero de nuestra existencia.

08

Ene
2018

No Comments

In Noticias

By Jorge Peña

Málaga Hoy: Juego de máscaras y miedo a las alturas, sólo un hombre

On 08, Ene 2018 | No Comments | In Noticias | By Jorge Peña

El realizador malagueño Jorge Peña estrena en el Albéniz su nueva película, ‘Los pájaros no tienen vértigo’.

Todo comenzó con un viaje en globo aerostático. A bordo de su cesta, el director malagueño Jorge Peña, realizador de documentales como Escocia y Viaje de un hombre solo, supo que sufría acrofobia: el miedo a las alturas cuya manifestación más notoria es el vértigo. Movido por la curiosidad, empezó a investigar sobre el asunto y encontró que esta patología conducía en su caso a otra: el miedo a la exposición en público. Con cierto ánimo terapéutico, Peña decidió tomar la cámara y contar su propia historia en una película que aúna el registro documental, la ficción y el diario filmado, y en la que el actor Patrick Martino compone el particular alter ego de Jorge Peña. El resultado de esta indagación es Los pájaros no tienen vértigo, película que, tras su presentación en la pasada edición del Festival de Málaga y su reciente exhibición (con gran éxito) en el Matadero Madrid, se incorpora hoy a la cartelera del Cine Albéniz, donde podrá verse hasta el próximo viernes 3.

“La posibilidad de contar mi propia historia suscitaba en mí mucho pudor, así que decidí contar con un actor para que de algún modo me encubriera”, explica a Málaga Hoy Jorge Peña, quien apunta las claves de su obra: “Aunque tiene su importancia en la historia, la acrofobia es sólo una excusa para hablar de otras cuestiones. A raíz del descubrimiento de mis miedos emprendí un diálogo con mi entorno más cercano, mi familia, mis amigos, mi terapeuta y otros cómplices, que conformaron un universo muy concreto. A partir de aquí, Los pájaros no tienen vértigo es un ensayo cinematográfico sobre el miedo, sobre las razones por las que lo sentimos y sobre por qué el miedo es de alguna forma el motor de nuestro día a día. Y también, en última instancia, hay una cuestión metalingüística: este trabajo pretende responder a la pregunta sobre qué es una película y sobre por qué hacemos una película de una manera y no de otra”. Algunos de estos cómplices comparecen en el film y sirven a Jorge Peña para escenificar el miedo común a mostrarse: por eso se disponen ante la cámara camuflados con máscaras de las que posteriormente se desprenden.

Especial relevancia merece la colaboración de Miguel Ríos, que aparece en la película y además ha grabado para la misma una nueva versión de uno de sus primeros éxitos, Yo sólo soy un hombre. “Ha sido un regalazo”, afirma Peña. Su película, ergo, también lo es.

23

Abr
2017

No Comments

In Noticias

By Jorge Peña

Málaga Hoy: Compartir la tierra y el cine como necesidad

On 23, Abr 2017 | No Comments | In Noticias | By Jorge Peña

Las cintas de los malagueños Jorge Peña, David Muñoz y Fernando Pozo se han estrenado en la Sección Especial.

Comparten la tierra -Málaga de nacimiento o de adopción- y el cine como necesidad. Pero lo que les ha unido en estos días ha sido el Festival de Cine, que ha estrenado sus últimos tres trabajos. Fernando Pozo inauguró la Sección Especial de Documentales el pasado viernes con Smile. El domingo se proyectaron Los pájaros no tienen vértigo, de Jorge Peña y El mundanal ruido, de David Muñoz. Desde la búsqueda de los verdiales en los Montes de Málaga hasta el día a día de la discapacidad en dos familias, pasando por la investigación sobre su miedo de un director con acrofobia, el hilo que une películas tan diversas es la apuesta por sacar adelante propuestas propias, por contar esas historias que merecen la pena ser relatadas.

Jorge Peña descubrió su miedo a las alturas en un globo aerostático. “Entonces comencé una investigación para sumergirme en el por qué de la acrofobia, hablé con mis padres, con mi terapeuta, con la protagonista de mi anterior película… y en ese proceso descubrí que tenía miedo a exponerme, por lo que utilicé un alter ego, un actor, que se pone en mi piel”, explica Peña. Al final Los pájaros no tienen vértigo, “más que un ensayo sobre el miedo, la historia te lleva hacia la parte más humana e intima de las cosas, los motivos subyacentes que mueven nuestras vidas”, afirma el realizador para el que no existe ese límite entre la ficción y el documental. Durante tres años ha estado implicado con este proyecto que lo llevó a rodar a Nueva York, San Francisco, Estrómboli, Valencia, Madrid, Málaga y Barcelona, donde filmó con el actor Patrick Martino.

Si Jorge Peña realizó un largo viaje para descubrir los paisajes que lo definían como persona, David Muñoz se adentró en los Montes de Málaga en busca de los verdiales de la mano de un auténtico explorador de 90 años. “José Luque ha estado grabando fiestas de verdiales desde los últimos 25 años, desde que se jubiló y necesitó emprender un nuevo proyecto personal”, relata el director y productor de El mundanal ruido. Lo conoció escuchando una panda supo que tenía que ser su protagonista. Rodaron en la Axarquía, en Almogía y los Montes tras las huellas de verdialeros, de esa infancia perdida. “Encuentras los instrumentos por separados, las ruinas o restos del pasado campesino porque los verdiales ya no están en los montes, están en los escenarios municipales”, agrega Muñoz. En la cinta introduce grabaciones de archivo además de las secuencias rodadas con José Luque y termina integrando el proceso cinematográfico al incluir la visión de la película por parte de tres críticos en el Centro Sperimentale de Roma.

Fernando Pozo no tuvo que irse lejos para hallar el compromiso, la valentía y la entrega de dos familias frente a la discapacidad. Intentado ser un mero observador, colocando una cámara lo menos invasiva posible, relata el día a día de Raúl, un chico de 14 años con parálisis cerebral y David, un niño de 4 con autismo moderado. Junto con Estefanía García, coguionista y responsable del sonido directo, “fuimos observadores, nos abrieron las puertas y los grabamos en la comida, en la hora del baño, en sus terapias, reflejar su realidad…”, cuenta Pozo. El único componente de ficción que utiliza es al actor Manolo Carambolas como metáfora de Raúl y la voz en off de Vincent Sage que relata “lo que suponemos que piensa en cada momento”, explica Pozo y comenta que el corto que empezó con la historia de David se hizo largo con la de Raúl con la intención de mostrar para “reducir el rechazo que produce lo desconocido”.

La autofinanciación, la búsqueda de ayudas, la responsabilidad única son dones y castigos al mismo tiempo. “Nos da la libertad de hacer la película que quieres, tú decides cómo, cuándo y dónde”, dicen. También les supone un desgaste. Aunque no tanto como para decir basta. La cámara seguirá rodando.

La Vanguardia: ‘Escocia’, un viaje de ida que hace un alto en la Cineteca

On 03, Nov 2014 | No Comments | In Noticias | By Jorge Peña

El Matadero de Madrid proyecta el documental del realizador malagueño Jorge Peña | Una historia de superación que no entiende de límites

Madrid, (Redacción).- La Cineteca de Madrid continúa con su programación habitual estrenando cada semana importantes producciones que hayan tenido lugar a lo largo del año en el campo del cine de no ficción. Tanto títulos que han sido vistos en importantes festivales internacionales como producciones nacionales que serán presentadas por vez primera ante el público madrileño. Es el caso de ‘Escocia’, una verdadera historia de superación plasmada desde los ojos del realizador malagueño Jorge Peña. Largometraje estrenado en el pasado 17 Festival de Málaga de Cine Español.

Una de las aficiones de Montse es ver despegar y aterrizar aviones desde los miradores cercanos al aeropuerto de El Prat en Barcelona. Mientras tanto, sueña con que viaja en uno de ellos rumbo a Escocia, país que desea visitar antes de morir. Pero su ilusión se estrella con la realidad. Montse tiene cáncer renal con metástasis. Su diagnóstico no es esperanzador.

Montse vive cada instante como si fuera el último, y gestiona su enfermedad redescubriendo la vida. Las reuniones en el bar con las amigas, la cita semanal en la peluquería, los puzzles que completa sin descanso, su visita al hospital para que le administren la quimioterapia, o sus continuos paseos por el parque cercano a su casa, forman parte de su rutina en su lucha contra el cáncer.

A pesar de su optimismo, tiene miedo. Sus reflexiones y su mundo interior las recoge en un diario contado a cámara doméstica, en dónde desvela sus secretos mejor guardados, y acopia consejos para dejarle a sus más allegados.

El documental se proyecta este fin de semana, de viernes a domingo, en la sala Azcona del Matadero de Madrid prorrogando el interés por el cine más alternativo e independiente.